Como dejar de fumar haciendo ejercicio

Si actualmente eres un fumador activo es posible dejar de fumar haciendo ejercicio.

La mente es el instrumento más poderoso en cualquier decisión que tomemos en nuestras vidas, ya sea para bien o para mal por lo que si tienes en cuenta los siguientes consejos para preparar tu mente sera relativamente fácil dejar de fumar realizando ejercicio físico.

Después de un mes realizando ejercicio de forma constante empezaras a ver los resultados del ejercicio sobre la nicotina. Las endorfinas que produce el cuerpo al hacer ejercicio son una perfecta forma natural para aliviar el estrés del fumador y dar la espalda a la nicotina del tabaco.

Para todos los que están en el proceso para dejar de fumar les damos unas pequeñas pautas en forma de ejercicios para ayudarle en su viaje. Estos son algunos consejos que te damos desde la web entrenador personal:

Empieza por dar pasos pequeños.

Si es un fumador activo el ejercicio diario será más difícil para ti que para otras personas, simplemente porque la capacidad pulmonar será mucho menos que la de una persona sana. Es posible que no sea capaz de realizar un entrenamiento completo porque estará agotado, sin inspiración, y sin motivación. Es recomendable comenzar a realizar ejercicio de forma breve y pausada cada dos días o quizás tres veces a la semana.

Empezar por realizar una actividad que realmente te gusta.

Si nunca te han gustado los gimnasios simplemente no vayas porque no estas motivado y cualquier esfuerzo que realices en esta dirección sera en vano. Para implementar con éxito el ejercicio y utilizarlo como una herramienta para dejar de fumar debes de realizar algún deporte en lo que te sientas cómodo, ya que el proceso para dejar de fumar es extremadamente difícil.

Beber mucha agua, y utilizar una pajita.

Se necesita agua para mantenerse hidratado mientras realizas el ejercicio, y la pajita tiene la ventaja añadida de servirte como un estimulador por vía oral, algo por lo que muchos fumadores son adictos, podríamos decir que seria el equivalente a tener un cigarro en la boca.

No piense en fumar.

Cuando comienzas con cualquier deporte ejercitando tu cuerpo, las primeras semanas es recomendable fumar un cigarrillo cada vez que sientas que REALMENTE lo necesitas pero sólo fumar lo esencial y nunca mientras realizas los ejercicios ni antes ni después en un corto periodo de tiempo.

No fumes en actividades sin sentido como esperando a alguien o cuando estas conduciendo. Te darás cuenta con el paso de los días que cuanto más ejercicio realices, menos necesidad de fumar tendrás. Al cabo de un mes con ejercicio rutinario deberías de ver resultados. Tu cuerpo funcionara mejor

Dejar de fumar es en realidad una de las cosas más difíciles que harás en tu vida. Esperamos que estos pequeños consejos te ayuden para apartar la nicotina de tu vida diaria.